Hoy, lunes 1 de mayo, celebramos el día internacional del trabajador.  Este día se celebra en honor a la lucha por la jornada laboral de ocho horas y recordar a “Los mártires de Chicago”.

 

ORIGEN

 

Esté día se celebra en conmemoración de los avances sociales obtenidos por los trabajadores a finales del siglo XIX.  Los trabajadores de las grandes fábricas tenían unas jornadas laborales de entre 12 a 18 horas. Por lo que se despertó un movimiento obrero que reclamaba “ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso y ocho horas de ocio”.

En 1868, el presidente estadounidense Andrew Johnson aprobó la jornada laboral de 8 horas, pero no incluía a todos los trabajadores, como por ejemplo a los empleados de las fábricas. Estos seguían teniendo interminables jornadas laborales.

Veinte años después, en 1886, se convocaron 307 manifestaciones que contaron con un número aproximado de 88.000 trabajadores en Chicago. La huelga empezó el día 1 de mayo y duró hasta 3 días. El 4 de mayo de 1886, se produjo “La Revuelta de Haymarket” en la que se detuvieron tres obreros y cinco condenadas a muerte en la horca. Son los conocidos como ‘mártires de Chicago’: el tipógrafo George Engel, el carpintero Louis Lingg (quien se suicidó en su celda antes de la horca) y los periodistas Adolf Fischer, Albert Parsons y August Spies.

El congreso obrero que se celebró en París en 1889, tres años después, estableció el carácter festivo del 1º de mayo.

En España, se vino celebrando oficiosamente desde comienzos del siglo XX, aunque no se estableció como festivo hasta 1931, durante el régimen de la II República. Franco abolió el festivo tras el golpe de estado. En 1955, la Iglesia Católica, bajo el papado de Pío XII, decidió dedicar este día a conmemorar San José Obrero. En España, el festivo se restableció con la llegada de la democracia.

 

Desde aGora os queremos desearos un feliz día de trabajador.