La huelga de los Letrados de la Administración de Justicia que empezó el pasado 24 de enero ha llegado a su fin. Tras dos meses de conflicto con el Ministerio de Justicia y miles de juicios parados, han conseguido un apoyo mayoritario a la subida salarial de 430 euros mensuales brutos.

 

Su principal reclamación ha sido por la llamada “cláusula enganche”. Esta es una medida por la que se pretendía que su sueldo se referenciara al de los jueces y fiscales para no cobrar menos del 85% respecto a estos. Esta medida, según Pilar Llop, la ministra de Justicia, era inviable por tratarse de un aumento salarial de más de mil euros por funcionario en sueldos de entre 40.000 y 60.000 euros brutos al año.

 

El Colegio Nacional de los Letrados de la Administración de Justicia (CNLAJ), muestra su satisfacción tras esta jornada de votaciones, donde los LAJs de toda España han manifestado su voluntad de forma directa.

 

Desde el miércoles de la semana pasada, los huelguistas se han reunido diariamente con la secretaría del Estado de Función Pública y con el secretario general para la Innovación y Calidad del Servicio Público de Justicia, consiguiendo así la subida de sueldo de 430 euros brutos mensuales.

 

IMPACTO DE LA HUELGA

 

La Huelga de los Letrados de la Administración de Justicia ha supuesto más de 360.000 juicios suspendidos, 424.000 demandas pendientes de reparto y 1.280 millones de euros parados en las cuentas de consignaciones de los juzgados.