La Audiencia Provincial de Las Palmas ha confirmado una sentencia de un juzgado de la capital grancanaria que en abril del año pasado anuló la comisión de apertura de un préstamo hipotecario al considerarlo abusivo y opaco para los solicitantes. En una sentencia dada a conocer este lunes, el órgano provincial confirma en todos sus aspectos la sentencia anterior y discrepa de la posición adoptada por el Tribunal Supremo en relación con la comisión de apertura de los préstamos hipotecarios.

La Sala de la Audiencia Provincial entiende que la comisión de apertura no fue ni «leal» ni «equitativa» para los interesados, y muestra su desacuerdo con los razonamientos y las conclusiones de la sentencia del Tribunal Supremo de 29 de mayo de 2023 que, aplicando jurisprudencia europea, declaró no abusiva la comisión de apertura en un caso referido a un préstamo bancario.

El fallo, dictado por el magistrado presidente de la Sala, Juan José Cobo Plana, expone que el análisis que hace la sentencia del Supremo sobre la viabilidad de la comisión de apertura «no tiene en cuenta la totalidad de apartados que la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dedica al control de abusividad y transparencia de la cláusula de comisión de apertura».

Tras transcribir los apartados que la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dedica al control de abusividad de la cláusula de comisión de apertura, la Sala establece que, a su criterio, «cobrar un precio, el que sea, por la prestación de unos servicios sin decir ni una sola palabra sobre el número, tipo, duración, complejidad y coste de esos estudios, no fue tratar de manera leal ni equitativa» a los clientes. En este caso, la pareja que ha ganado el pleito en primera y segunda instancia.

La Audiencia Provincial expone que la entidad bancaria no informó sobre el número, tipo, duración, complejidad y coste de los estudios que se incluían en la comisión de apertura, ni de por qué los mismos eran los adecuados y necesarios, atendiendo a las circunstancias concretas y singularizadas del préstamo solicitado. Por lo tanto, considera que el banco no podía esperar razonablemente que los solicitantes aceptaran una cláusula de este tipo en el marco de una negociación individual.

La sentencia condena en costas al banco y es susceptible de recurso. La Audiencia Provincial de Las Palmas reafirma así su postura y respaldo a la sentencia de anulación de la comisión de apertura, sosteniendo que la misma no cumplía con los estándares de lealtad y equidad hacia los solicitantes del préstamo hipotecario.