La pensión de orfandad es una prestación económica establecida por la Seguridad Social. Su objetivo principal es brindar apoyo económico a los hijos de personas fallecidas que estaban afiliadas al sistema de Seguridad Social o que eran beneficiarios de una pensión contributiva.

Los derechos y requisitos para acceder a dicha pensión son:

  1. Ser huérfano de ambos progenitores o de uno de ellos: Para tener derecho a la pensión de orfandad, se debe demostrar el fallecimiento del causante o causantes. En caso de que solo uno de los progenitores haya fallecido, será necesario que el otro no se encuentre en condiciones de prestar alimentos.
  2. Ser menor de 21 años: El solicitante debe ser menor de 21 años o, en caso de tener una discapacidad igual o superior al 33%, no existiría límite de edad.

 

Documentación requerida

Al solicitar la pensión de orfandad, es necesario presentar una serie de documentos que respalden la situación y los requisitos mencionados anteriormente.

  • Será necesario presentar el certificado de defunción del progenitor o progenitores.
  • Certificado de empadronamiento del solicitante que demuestre la residencia en España.
  • Documentación que acredite el vínculo filial.

Cuantía y duración de la orfandad

La cuantía de la pensión de orfandad en España es un porcentaje de la base reguladora de la pensión del progenitor fallecido. Este porcentaje varía en función del número de huérfanos y de si se trata de huérfanos absolutos (ambos progenitores fallecidos), huérfanos relativos (uno de los progenitores fallecido). Con carácter general, el 20% de la base reguladora.

Esta se mantendrá hasta que el beneficiario alcance la edad de 21, pero puede durar hasta los 25 años si solo existe un progenitor, si el huérfano no trabaja o sus ingresos son inferiores al SMI; también si el huérfano presenta discapacidad en grado igual o superior al 33%. O por contraer matrimonio, salvo que estuviera afectado de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez.

Se paga mensualmente con dos pagas extraordinarias al año, en junio y noviembre, salvo en los casos de accidente de trabajo y enfermedad profesional, en que están prorrateadas dentro de las doce mensualidades ordinarias.

 

Cómo solicitarla

La solicitud debe presentarse dentro de los tres meses posteriores al fallecimiento del progenitor. Para solicitar la pensión de orfandad se debe acudir a la entidad gestora de la Seguridad Social o Centro de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) del Instituto Nacional de la Seguridad Social.