Con la entrada en vigor de la Ley 17/2021, por la que se modifica el régimen jurídico de los animales, se reconoció que los animales de compañía son seres vivos dotados de sensibilidad, los cuales han de ser considerados como un miembro más de la familia.

Esta reforma trajo consigo, entre otras, la obligación de tener en cuenta el destino de los animales de compañía en el caso de que sus dueños decidan separarse, los cuales deben llegar a un acuerdo que debe ser aprobado por la autoridad judicial. El pasado 29 de septiembre de 2023, entró en vigor la nueva Ley 7/2023, de protección de los derechos y el bienestar de los animales, con la finalidad de promover una tenencia y convivencia responsable, luchar contra el maltrato y el abandono e impulsar la adopción y el acogimiento.

Algunas de las obligaciones y prohibiciones más importantes que proporciona la nueva ley son las siguientes:

1. ¿Qué animales se pueden tener como animal de compañía?

  • Perros, gatos y hurones.
  • Aquellos pertenecientes a especies que tengan la consideración de animales domésticos, estos son, aquellos animales de compañía que pertenezcan a especies de cría que posea tradicional y habitualmente el hombre, con el fin de vivir en domesticidad en el hogar, así como los de acompañamiento, conducción y ayuda de personas ciegas o con deficiencia visual grave o severa.
  •  Animales pertenecientes a especies silvestres contenidas en el listado positivo de animales de compañía.
  • Aquellos animales de producción que, perteneciendo a especies no silvestres y que, perdiendo su fin productivo se inscriban como animales de compañía por decisión de su titular.
  •  Las aves de cetrería y los animales de acuariofilia no incluidos en el catálogo de especies exóticas invasoras ni de especies silvestres protegidas, tanto en el ámbito estatal como autonómico, o especies silvestres de fauna no presentes de forma natural en España protegidas por el Derecho de la Unión Europea y/o los tratados internacionales ratificados por España.

2. Tenencia de perros

Todas las personas que decidan incorporar un perro como nuevo integrante de su familia, deberán acreditar la realización de un curso de formación gratuito para la tenencia de perros que tendrá una validez indefinida. Además, durante toda la vida del animal, la persona titular deberá contratar y mantener en vigor un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros, que incluya en su cobertura a las personas responsables del animal para sufragar los posibles gastos derivados.

3. De qué formas se puede adquirir un animal doméstico

Existen varias formas para poder adquirir una mascota estas son: por cesión, adopción o compra del animal.

  1. La cesión se lleva a cabo mediante contrato que, en el caso de perros, gatos y hurones, estos deben tener más de 8 semanas de edad.
  2. La entrega en adopción de animales de compañía solo puede realizarse por centros públicos de protección animal o entidades de protección animal registradas y debe ir acompañada de un contrato de adopción. La adopción no podrá ser objeto de transacción comercial, sólo se podrán solicitar la compensación de los gastos veterinarios básicos.
  3. La venta de cualquier animal de compañía deberá llevar aparejado un contrato escrito de compraventa. Se podrán adquirir perros, gatos y hurones en tiendas de animales hasta finales de septiembre de 2024, después sólo podrá realizarse directamente desde la persona criadora registrada, sin la intervención de intermediarios. La venta debe comunicarse en el Registro de Animales de Compañía en los tres días hábiles posteriores a la misma. Está prohibida la venta directa de cualquier tipo de animal de compañía a través de internet, portales web o cualquier medio o aplicación telemáticos.

4. Como debo identificar a mis mascotas

Los animales de compañía se identificarán individualmente, por un veterinario o veterinaria habilitada. Será obligatoria la identificación, mediante microchip, de los perros, gatos y hurones, así como las aves, que serán identificadas mediante anillado desde su nacimiento. La inscripción de todos los animales de compañía se realizará en el Registro de Animales de Compañía de cada comunidad autónoma.

Los perros, gatos y hurones procedentes de otros países de la Unión Europea deberán mantener el pasaporte original que recoja su código de identificación, no pudiendo sustituirse este pasaporte por otra documentación acreditativa de identificación.

5. Viaje en el transporte público y privado

Los transportes públicos y privados facilitarán la entrada de animales de compañía que no constituyan un riesgo para las personas, otros animales y las cosas, sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa sobre salud pública. Los conductores y conductoras del servicio público del taxi o de vehículos de turismo con conductor facilitarán la entrada de animales de compañía en sus vehículos de manera discrecional, salvo circunstancias debidamente justificadas.

Los operadores ferroviarios de corta, media y larga distancia, así como las navieras y las compañías aéreas adoptarán las medidas necesarias para garantizar el transporte de animales de compañía en estos medios de transporte, siempre que se realicen en las condiciones de acceso establecidas por cada uno de los operadores, respetándose las condiciones higiénico-sanitarias y de seguridad exigidas por la ley.

En los establecimientos públicos y privados, alojamientos hoteleros, restaurantes, bares y en general cualesquiera otros en los que se consuman bebidas y comidas, podrán facilitar la entrada de animales de compañía que no constituyan un riesgo para las personas, a zonas no destinadas a la elaboración, almacenamiento o manipulación de alimentos, sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa sobre salud pública. En caso de no admitir la entrada y estancia del animal, deberán mostrar un distintivo que lo indique y que sea visible desde el exterior del establecimiento.

6. Más datos importantes recogidos en la nueva Ley de protección animal

  • Queda prohibido mantenerlos atados o deambulando por espacios públicos sin la supervisión presencial por parte de la persona responsable de su cuidado y
    comportamiento.
  • No se permite de forma habitual mantener a perros y gatos en terrazas, balcones, azoteas, trasteros, sótanos, patios y similares o vehículos.
  • No se puede dejar sin supervisión a cualquier animal de compañía durante más de tres días consecutivos y, en el caso de los perros, este plazo no podrá ser superior a
    veinticuatro horas consecutivas.
  • Se prohíbe expresamente dejar animales sueltos o en condiciones de causar daños en lugares públicos o privados de acceso público, especialmente en los parques nacionales, cañadas donde pastan rebaños o animales u otros espacios naturales protegidos donde puedan causar daños a las personas, al ganado o al medio natural.
  • No se permite la utilización de collares que puedan causar lesiones al animal, como collares eléctricos, de impulsos, de castigo o de ahogo.
  • Queda prohibido cruzar a tus mascotas, ya que la actividad de cría sólo puede llevarse a cabo por personas debidamente inscritas en el Registro de Criadores de Animales de Compañía, por lo que, si tu animal se queda preñado accidentalmente, deberán inscribirse en el Registro de Criadores y registrar la camada.
  •  Si tu mascota se pierde o te la han robado, debes comunicar a la autoridad competente la pérdida o sustracción del animal en el plazo máximo de 48 horas desde que se produjo la pérdida o el robo, si no se podrá considerar abandono.
  • Se prohíbe enterrar los animales domésticos en el jardín de una vivienda. Se debe incinerar o enterrar por una empresa reconocida oficialmente para la realización de esta actividad. El entierro o la incineración deben ir acompañadas de un documento que acredite su realización, en el que conste el número de identificación del animal fallecido y el nombre y apellidos de su responsable.