El sector agrario es un sector estratégico que tiene una gran relevancia económica y social porque garantiza la seguridad alimentaria de la población.  Debido a la situación actual de sequía, altas temperaturas y fenómenos climatológicos extraordinarios que amenazan la estabilidad del sector agrario, se han adoptado urgentes medidas de apoyo público.

Con este nuevo Real Decreto, las empresas se verán obligadas a revisar sus protocolos de prevención, incluyendo ahora riesgos laborales relacionados con fenómenos meteorológicos. Además, hace promoción del uso del transporte público terrestre.

 

DISPOSICIONES MÍNIMAS DE SEGURIDAD Y SALUD LABORAL

Las empresas han de disponer de una evaluación de riesgos laborales en lo que se refiere a las temperaturas extremas, debiendo tener en cuenta las características individuales de los trabajadores. Así pues, se establece la prohibición de desarrollar determinadas tareas durante las horas de trabajo en que concurran los fenómenos meteorológicos adversos si no se puede garantizar la protección adecuada.

Cuando la Agencia Estatal de Meteorología u órgano autonómico correspondiente establezca un aviso de las condiciones “naranja o rojo», los empresarios deberán adaptar las condiciones de trabajo. Estas adaptaciones incluyen reducción o modificación de la jornada laboral. Se extiende a:

  • Los medios de transporte utilizados fuera de la empresa o centro de trabajo, así como a los lugares de trabajo situados dentro de los medios de transporte.
  • Las obras de construcción temporales o móviles.
  • Las industrias de extracción.
  • Los buques de pesca.
  • Los campos de cultivo, bosques y otros terrenos que formen parte de una empresa o centro de trabajo agrícola o forestal, pero que estén situados fuera de la zona edificada de los mismos.

 

TRABAJADORES AGRARIOS:

En su artículo 19 de “Aplazamiento en el ingreso de cuotas de la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta.” Concede un aplazamiento en el ingreso de cuotas de la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta. Para ello, las empresas o autónomos que lo soliciten no deben tener aplazamientos en vigor y han de estar al corriente en sus obligaciones con la Seguridad Social.

Los términos y condiciones de este aplazamiento son los de la normativa general de la Seguridad Social:

INTERÉS:  Se aplicará un interés del 0.5%

SOLICITUD DE APLAZAMIENTO: Se deberá hacer durante los 10 primeros días naturales de los plazos de ingreso de las cuotas devengadas.

CONCESIÓN: Mediante una resolución

AMORTIZACIÓN: mediante pagos mensuales; determinará un plazo de amortización de 4 meses por cada mensualidad solicitada, sin que exceda en total de 20 mensualidades.

OBLIGACIONES CON LA SEGURIDAD SOCIAL: La solicitud determinará que el solicitante está al corriente de sus obligaciones, hasta que se dicte la resolución.